Blog

Gestión de residuos en Rusia

Gestión de residuos en Rusia

CW 2200 Bale Wrapper
rdf bales
Drylandfill in France by Cross Wrap 1

El Ministerio de Recursos Naturales y Medio Ambiente de la Federación Rusa ha calculado que cada año se generan alrededor de 60 millones de toneladas métricas de RSU (residuos sólidos municipales), lo que representa más de 400 kg per cápita. El volumen de RSU en Rusia ha aumentado constantemente en los últimos años. El volumen de residuos no constituye en sí mismo el problema, sino que este surge de la capacidad o incapacidad de los gobiernos, las personas y las empresas dedicadas a la eliminación de residuos de cumplir con la tarea de gestionar los residuos y proteger el medio ambiente. No hay duda de que un medio ambiente sucio afecta el nivel de vida, la sensibilidad estética y la salud de las personas; y, por lo tanto, repercute en la calidad de vida. En consecuencia, la eliminación o el almacenamiento inadecuados de los residuos pueden poner en peligro a la sociedad debido a la contaminación del aire, del suelo y, sobre todo, del agua.

Cada año se producen más de 25 millones de toneladas de residuos en Moscú. Esto incluye residuos voluminosos, residuos sólidos urbanos, residuos industriales y de la construcción, así como residuos provenientes de instalaciones de tratamiento de aguas. Un gran porcentaje de ellos se almacena y se elimina en instalaciones de procesamiento de residuos. Sin embargo, se encuentran casi al tope de su capacidad. Por eso es importante que Moscú y la zona circundante adopten medidas concertadas para resolver el problema de la gestión de los residuos. Se trata de una cuestión de gran complejidad que afecta a más de 20 industrias diferentes. Toda la cadena de gestión de residuos
incluye la recogida, el transporte y la eliminación de basura, aguas residuales y otros productos de desecho.

CIERRE DE UN VERTEDERO

El vertedero es el método de eliminación de residuos más utilizado en la actualidad. Este proceso de eliminación de residuos se centra en enterrar los residuos bajo tierra. El resultado de la enorme gama de productos químicos que se arrojan a los vertederos es una gran cantidad de contaminación. También se generan productos químicos cuando la basura se descompone, que forman una mezcla tóxica llamada lixiviado. El lixiviado puede salirse del vertedero y contaminar los suministros de agua subterránea. Los vertederos también tienen otro problema y es que ocupan mucho espacio. Los materiales sueltos o sin embalar ocupan una gran cantidad de espacio en comparación con los residuos prensados.

Nuestro método de prensado y embalaje podría ayudar a la zona de Moscú cuando vaya a cerrar antiguos vertederos y a transportar los RSU en forma compacta a un nuevo lugar de eliminación. Hay que construir instalaciones nuevas antes de cerrar los antiguos vertederos y restaurar el terreno. En el futuro, puede llegar un momento en el que se procesen los residuos acumulados.

Un vertedero seco parece una instalación industrial, limpio y bien mantenido. Por lo tanto, la proximidad a un vertedero no provoca reacciones negativas entre los residentes de los pueblos cercanos. Después de poner los ladrillos, los vertederos pueden utilizarse como parques, campos de golf, zonas para realizar ejercicio físico, etc. Las balas embaladas en film no tienen casi nada de humedad u oxígeno. La formación de biogás (metano) da lugar a ciertos olores desagradables, ya que existen factores de alta densidad y una ausencia prácticamente total de oxígeno y humedad. Como el proceso de descomposición de los residuos dura varias décadas, el vertedero puede considerarse una fuente estable de biogás.

¿POR QUÉ UTILIZAR BALAS CUADRADAS?

El prensado y embalado es, por mucho, la la mejor solución para manejar volúmenes grandes de residuos de empaquetado. El espacio de almacenamiento también puede reducirse al mínimo con balas muy compactas, que pueden transportarse de manera rentable. Las balas cuadradas se pueden formar más eficazmente que las redondas. Por lo tanto, eliminar los residuos sólidos en un vertedero permite reducir su tamaño y ajustar su humedad, además de meterlos en una forma geométrica preseleccionada: un cuadrado. El precinto mejora significativamente la eficiencia del transporte: las balas de alta densidad pueden transportarse fácilmente en un camión de plataforma común. Esta tecnología también permite apilar las balas para conseguir una superficie lisa y uniforme, lo que simplifica la tarea de apilado de capas de tierra en la parte superior, a la vez que disminuye la cantidad necesaria. La imprimación que se requiere es 10 veces menor de lo normal.

Los sistemas de embalaje Cross Wrap han producido millones de balas de RSU seguras e inodoros. Las balas embaladas con Cross Wrap son un «buen vecino», rechazan el agua de lluvia y pueden almacenarse en el exterior sin preocuparse por los olores o por ser demasiado atractivos para los pájaros. Cuando las balas Cross Wrap se dejan en vertederos de balas, pueden evitar la necesidad de cobertura diaria. La compactación y el apilamiento cerrado de las balas cuadradas pueden suponer un ahorro de espacio en el vertedero del 20 %, lo que prolonga enormemente la vida útil de este. Las prensas equipadas con embaladoras sirven para embalar balas de varios tipos de residuos con un film de plástico. Las balas embaladas se pueden almacenar en espacios abiertos. También se pueden dejar en el exterior incluso durante períodos de tiempo más largos sin problemas de lixiviados u olores, ya que se encuentran contenidos por el film de plástico. Los residuos que contienen no atraen a pájaros, ratas o alimañas. El embalaje impide que el viento propague residuos volátiles, como el papel y los plásticos, y elimina la amenaza de restos de incendios.

Escrito por la directora regional de Cross Wrap Regional de Rusia & la CEI, Sra. Ljuba Stepanova